LLICO, EL ESPLENDOR OCULTO DEL ARAUKO…PARA QUIEN SABE BUCEAR

Llico atrae quizá y justamente por lo que todavía no tiene. Pues es un lugar apartado y más bien solitario, sin excesiva intervención humana donde todo se presta y  está dispuesto para la reconexión interna y el afianzamiento de lo esencial con los demás y la naturaleza. Llico sería , de acurdo a su nombre mapuche “caracol de agua”, una especie de “choro”.  Segú traducción etimológica, el topónimo puede traducirse  como “origen o fuerte de un río”, proveniendo de llitu,  “principio , y de ko, “agua.  También es posible que signifique  “agua que se aconchó al fondo”; de llü, “aconchado” y de ko, “agua”.

Con todo, Llico es una caleta costera de la comuna de Arauco, volcada hacia la realidad de sus aguas, y que posee una infraestructura básica de pesca y una planta turística menor en alimentación. Pero a su vez esta caleta  avanza de manera sustancial en el desarrollo de una oferta de turismo de intereses especiales enfocados hacia las actividades de mar, específicamente hacia el turismo de buceo y experiencias  oceánicas propias del mar del sur. En particular, usando el privilegiado entorno que posee la caleta, se ha desarrollado una iniciativa de exploración del fondo marino de la costa de Arauko, guiada y desarrollada por los mismos buzos y pescadores de la caleta. Más allá de lo novedoso, el valor de este  destino reside en que son los propios pescadores de la comuna quienes desarrollan la experiencia, aportando a la misma una mirada y un enfoque original y local. De momento, el turista podría afincarse en el hotel Antulafken y desde allí hacer turismo vivencial en Llico, incluyendo paseos marítimos y buceo recreativo, turismo náutico y buceo recreativo en el Golfo de Arauko (AquaLliko), escalamiento de  balsa de extracción y degustación de mariscos,  comentado luego todo esto al caer la tarde en el café Alicura. Recién allí, y recapitulando con un pastel bañado en ron, percibirá que el mundo de la pesca artesanal sin duda constituye en sí mismo y en las condiciones que sea una aventura inolvidable.

¿A qué  experiencia se accede en Llico?

 Junto con ser una invitación a sumergirse en el mar de Arauco, Llico es un invitación a sumergirnos en los propios mares de la memoria y la historia de Chile. O bien, de lo que fue Chile en sus orígenes como nación. Aquí se dan las condiciones de un avistadero más lejos que de lo que permiten los ojos de la cara. Porque es fácil imaginar las profundidades del poderoso mar Pacífico, el lento paso de los viejos galeones que dejaron para siempre su aura de misterio en su deambular con tropas, tesoros, vajillas, leyes, herramientas, cruces y libros  hacia este nuevo continente, hacia estas tierras bravías del sur mapuche que dese el comienzo de la conquista no aparecía precisamente muy pacífico al revés de  lo que era su mar.

Viajar al fondo del mar en el Golfo de Arauco, adentrarse en los colores y reflejos de un mar tan antiguo como colorido, descubrir el universo de algas, corales y peces que nunca has visto más allá de una mesa o una caleta, conocer los secretos de tantos  naufragios en el mar. Todo eso y más se podrá vivir de la mano de pescadores de la caleta de Llico, quienes compartirán con el visitante un viaje inolvidable hasta los misterios y profundidades de su imaginación, embarcándose con toda su vida y experiencia en el mar externo…y también  interno, si el turista se deja llevar por su intuición.